Inicio Sección Destacada Sin retenciones, subió un 132% el PBI del trigo y el Estado...

Sin retenciones, subió un 132% el PBI del trigo y el Estado recaudó un 29% más

Después de la quita de las retenciones al trigo , apenas asumió el actual gobierno, el producto bruto triguero exhibirá este año una suba del 132% versus lo que representó en 2015, el último ciclo con derechos de exportación y trabas al comercio de este cereal. Además, sin derechos de exportación, por el mayor movimiento y recaudación vía otros tributos, el Estado estará recaudando un 29% más respecto de 2015.

Estos datos se desprenden de un informe del Instituto de Estudios Económicos y el Departamento de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. En 2015, el producto bruto triguero era de 1545 millones de dólares. Este año se ubicará en 3591 millones de dólares.

“El producto bruto triguero para la nueva campaña 2018/19 alcanzaría los 3591 millones de dólares, un 33% por encima de los 2704 millones de la campaña pasada (y 132% más versus 2015). Este crecimiento no solo se explica por el incremento del área sembrada y la producción, sino también por el incremento de precios durante los meses de marzo-abril”, explicó Juan Pablo Gianatiempo, economista de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

De acuerdo con el reporte, contemplando los gastos en insumos y labores, la inversión en la producción primaria totalizaría unos 2100 millones de dólares para esta nueva campaña, una suba del 15,4% respecto del ciclo anterior. Vale recordar que se espera una siembra de 6,1 millones de hectáreas, una mejora del 7% respecto del ciclo agrícola pasado.

“La facturación total de la cadena (valor bruto) superaría los 5000 millones de dólares, mientras que, con un incremento interanual del 23%, las exportaciones de los productos de la cadena se situarían en torno a los 3000 millones de dólares”, precisó el trabajo.

Para destacar, tras el fin de las retenciones aumentará la recaudación fiscal: alcanzará los 725 millones de dólares, con una suba del 19% respecto de lo recaudado en la campaña 2017/18 y del 29% contra 2015.

Según el reporte, por el incremento de la actividad y de la base imponible, la recaudación vía otros impuestos compensa la baja de las retenciones. “El impuesto a las ganancias se ha convertido en la principal fuente de recaudación”, apuntó la Bolsa de Cereales porteña.

Respecto de la actual campaña, 2018/2019, ya se lograron implantar más de 1.200.000 hectáreas con el cereal.

“Según nuestro último informe de estado y condición de cultivos, más del 70% del área que sería implantada con el cereal en la presente campaña presenta una condición de humedad entre adecuada y óptima, favoreciendo a las siembras tempranas y a la correcta emergencia de los lotes. Sin embargo, un 23% del área presenta una condición regular y se concentra principalmente sobre las regiones NOA y centro-norte de Córdoba, limitando una mayor expansión en el área a implantar”, explicó Gonzalo Hermida, coordinador del Panorama Agrícola Semanal (PAS) de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. De acuerdo con el relevamiento, a nivel nacional la siembra ya cubrió poco más del 20% y en gran parte de Buenos Aires “se encuentra adelantada en comparación a la campaña 2017/18 debido a las buenas reservas de humedad en el perfil”.

Fernando Bertello – LA NACIÓN

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here