Inicio Sección Destacada Tamberos volvieron a reclamar ayuda al Gobierno para salir de la crisis

Tamberos volvieron a reclamar ayuda al Gobierno para salir de la crisis

Lo hicieron en una nueva reunión de la Mesa de Competitividad Lechera.

Según detalla el sitio Valorsoja.com, los dirigentes de las gremiales lecheras de las principales cuencas productivas explicaron que, en la mayor parte de los casos, los tambos vienen recibiendo hace más de un año precios insuficientes para cubrir los costos y que ese problema se agravó luego de la devaluación del peso registrada en las últimas semanas.

En mayo pasado el precio promedio ponderado a nivel nacional pagado por la leche fue de 6,32 $/litro, según datos oficiales. Posiblemente en junio ese valor se ubique en torno a los 6,70 $/litro, el cual, con el tipo de cambio actual, representa 0,24 u$s/litro. Los dirigentes tamberos creen que el valor debería estar en un nivel más cercano al presente en Uruguay, que en mayo pasado registró un promedio nacional de 0,34 u$s/litro.

La respuesta del director nacional de Lechería, Alejandro Sammartino -quien encabezó la reunión-, fue que el precio debe ser fijado por el mercado. El funcionario resaltó que, para transparentar la cadena, se creó una nueva plataforma digital, denominada “Mercado Lácteo”, por medio de la cual se podrá facilitar la negociación entre tamberos e industrias (se accederá a la misma a través del Sistema Integrado de Gestión de la Lechería Argentina).

Las autoridades del Minagro también están trabajando en el diseño de un mercado de futuros de leche cruda con el propósito de crear una herramienta que reduzca el riesgo comercial presente en la cadena láctea.

Los representantes de la industria láctea comentaron que en los próximos meses se registrará una recomposición progresiva del valor nominal de la leche pagado a los tamberos, aunque, probablemente, no se haría al ritmo deseado por los productores. La devaluación del peso está impulsando negocios de exportación de lácteos, pero la retirada de SanCor -cuyo proceso de normalización no termina de definirse por la abultada deuda impositiva y previsional que arrastra- constituye un factor que pone paños fríos en el mercado.

Si bien la salida de tambos promueve una reducción de la producción de leche -parte de las vacas, al liquidar un tambo, van a faena-, los industriales comentaron que la caída del consumo interno de lácteos (producto de la pauperización social promovida por la devaluación) contribuirá a generar mayores saldos exportables.

edicionrural.com

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here