Inicio Sección Destacada Advierten que el índice más alto de siniestralidad se registra en el...

Advierten que el índice más alto de siniestralidad se registra en el campo

 

 

 

El ingeniero Daniel Marthi, de la Superintendencia de Riesgos de Trabajo, brindó una charla en la Sociedad Rural de Río Cuarto. “Lo ideal es concientizar para prevenir los accidentes”, manifestó

“Las estadísticas indican que el agro es la actividad con mayor siniestralidad y con casos graves, a nivel nacional y mundial”, sostuvo Daniel Marthi, de la Superintendencia de Riesgos de Trabajo (SRT), quien brindó en la Sociedad Rural de Río Cuarto una jornada de capacitación sobre el uso responsable de maquinaria agrícola.

La disertación del profesional fue organizada por la Delegación Córdoba Sur del Renatre, la Uatre, la SRT, la Sociedad Rural de Río Cuarto y la Dirección de Trabajo Rural de la provincia de Córdoba.

En diálogo con Tranquera Abierta, Marthi expresó que “lo ideal, primero, es concientizar para prevenir los accidentes, porque no queremos que nadie se accidente o se enferme yendo a buscar su sustento”.

“De allí, si el accidente ocurre, informamos para que el trabajador sepa cómo recibir las mejores prestaciones para retrotraer todo lo posible la situación para que no le queden secuelas. Y si aún quedan secuelas, que reciba las prestaciones correspondientes y una indemnización como corresponde”, explicó.

Aseguró que “les estamos dando herramientas al trabajador. Hoy, en la era de internet, está todo en la red, el tema es saber la punta del hilo: dónde buscar y cómo encontrar la información”.

 

Trabajo conjunto

 

Al ser consultado dónde hay que poner más énfasis en la concientización para la prevención de los accidentes, si en el trabajador o en el empleador, fue categórico al señalar que “no es culpa de uno u otro; es un trabajo conjunto porque cuando hay un accidente el que más pierde es el trabajador y su familia, pero perdemos todos, también empleadores, el Estado y las ART. Un país se hace con el trabajo de todos”.

La Superintendencia de Riesgos de Trabajo tiene un departamento de capacitación y viene desarrollando charlas en distintos puntos del país sobre temas específicos para cada región. En el caso de Río Cuarto se puso el acento en el trabajo agrícola, en una charla que se destacó por el alto grado de conocimiento de los participantes en la jornada de capacitación.

“El trabajador sabe qué es lo que te puede llevar a causar un accidente, sobre todo los más obvios. Todos sabemos que una toma de fuerza sin protección produce un accidente. Acá en Río Cuarto asistieron 22 trabajadores y todos lo sabían, no había que decírselos. Me encantó porque vino gente que sabe y mucho”, dijo Marthi.

“El tema es internalizarlo, ver cómo hablarlo, cómo manejarlo y qué hacer para no seguir trabajando en las mismas condiciones”, completó.

Aclaró que “el tema de las enfermedades es más complejo porque no vemos los productos químicos, no es algo tan intuitivo, en esto se necesita más conocimiento y que alguien guíe”.

 

Una triste estadística

 

El funcionario de la SRT admitió que “el agro y la construcción son los dos sectores con más alta siniestralidad, por lejos, no sólo a nivel nacional sino también mundial”.

“Las estadísticas indican que el agro es la actividad con más siniestralidad y grave, y es grave porque el trabajador está solo. Por ejemplo, un accidente en una fábrica se puede manejar bien porque hay otros compañeros que lo pueden asistir, llamar a una ambulancia y que lo atiendan rápido, pero en el medio del campo eso es tremendamente complicado porque si está solo no tiene cómo avisar y a veces ni siquiera tiene señal en el celular y entonces la ambulancia no llega”, graficó.

Respecto de cuáles son las políticas para bajar el índice de accidentes, dijo que “lo estamos viendo, analizando y buscando posibles soluciones. La solución va a depender un poco del lugar dónde trabaja cada uno y cómo se maneja esa situación”.

Marthi sostuvo que en la página de la Superintendencia están las estadísticas, discriminadas por sectores. “En el agro está todo englobado pero hay muchas situaciones distintas, porque no es lo mismo la agricultura que la ganadería. La ganadería tiene mucho más siniestralidad que la agricultura, y tampoco es lo mismo Río Cuarto que Santiago del Estero, y esto pasa por una cuestión de idiosincracia”, puntualizó.

En cuanto a esa “idiosincracia” afirmó que “hay un sector, el cual no voy a revelar, donde tenemos serios problemas para que la gente incorpore los elementos de protección personal”.

No obstante, indicó que “a las estadísticas hay que tomarla con pinzas y tener una lectura más sui géneris”, aunque admitió que “el agro tiene mucha siniestralidad y mucha mortalidad respecto a otros sectores”.

 

Cumplir con las normas

 

El profesional hizo hincapié en que para bajar la tasa de accidentes lo fundamental es “cumplir con la normativa” vigente, y sobre el particular dijo que “está escrita en un decreto, el 617 de 1996 (Reglamento para la Actividad Agraria), que tiene 22 años, ya es mayor y merece ser escuchado, y sabemos que muchas veces no se cumple”.

“Cómo se controla, por ahí con sanción, pero la peor sanción es que se enferme una persona. Se trabaja hombro a hombro, en el campo tenés cuatro o cinco trabajadores, se conoce la familia, la familia vive en el campo, así que la sanción económica ya no es nada si estás viendo que el trabajador falleció y ves sus hijos sin padres. Es grave esta situación”, advirtió.

Cuando se le consultó si ese decreto, que tiene más de dos décadas, ya no quedó descatualizado ante tantos avances tecnológicos y las nuevas metodologías en la producción y el trabajo agrícola, respondió: “Por ahí la ley se actualiza mucho más lentamente de lo que se va moviendo el mundo”.

“Entonces es fudamental el involucramiento, el trabajo sindical, el trabajo en organizaciones, donde por ahí pueden inocporarse aspectos de higiene y seguridad dentro de un convenio, esto es una alternativa”, manifestó.

Marthi insistió en que en el rubro agropecuario hay actividades muy disímiles: “Hay gente que son criadores de cerdo, un mundo distinto, y otros que cultivan arándanos… Está bueno que se vean algunos aspectos específicos dentro del convenio”.

“Los interesante es la participación, que los trabajadores se involucren y no sólo la normativa que por ahí impone controles y controles, multas y multas. Es necesaria la capacitación y la participación”, consideró.

Para concluir sentenció que “un trabajador que se accidenta tiene que ser considerado como un héroe de guerra porque en definitiva está haciendo patria y es un peón menos. Lo importante es evitar el accidente”.

Alberto llobell – PUNTAL TRANQUERA ABIERTA

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here