Preocupa el retraso en la cosecha de soja y de maíz

El ingeniero Francisco Demarchi, vicepresidente de la Sociedad Rural de Río Cuarto, expresó que mientras más se demore la reanudación de las tareas, más posibilidades hay de que ocurran daños y pérdidas de rendimiento

Cuando todo el mundo espera una cosecha gruesa que genere un mayor ingreso de divisas y contribuya a calmar la crisis cambiaria y la inflación, el tiempo le está jugando una mala pasada a los productores agrícolas. Los últimos temporales de lluvias frenaron la cosecha y, según estima el ingeniero agrónomo Francisco Demarchi, vicepresidente de la Sociedad Rural de Río Cuarto, productor y empresario del sector, si esto no pasa rápidamente, habría pérdidas de rendimiento en el maíz y en la soja.

A su juicio, de la oleaginosa sólo queda un 30% por cosechar en la región, pero de maíz sólo se habría levantado un 10% de la siembra temprana y en 45/60 días se empezaría a levantar el maíz tardío. Mientras tanto, hay muchos caminos intransitables y se recomienda no transitar con camiones o maquinaria pesada para deteriorarlos más.

Explicó Demarchi que lo que está sucediendo no es normal para la zona, ya que en menos de cuatro meses del año cayeron 700 mm de lluvia, cuando en un año calendario por aquí tenemos 850 mm. “En alguna medida, esto es bueno, porque sabemos que en esta época los cultivos dejan de extraer agua y esta humedad en los suelos nos permite entrar al invierno con los perfiles cargados y a una primavera que –más allá de que aún no sabemos qué pasará con las lluvias- llegaremos con un buen contenido de agua para la próxima campaña”, afirmó, en diálogo con PUNTAL Tranquera Abierta.

-Al menos para largar.

-Si, por lo menos para los primeros estadíos de la siembra temprana. Con pocos milimetrajes ya nos arreglaríamos para largar.

-También para pasturas o verdeos.

-Hablando de pasturas y el trigo, que faltan pocos días para empezar la siembra, las condiciones son óptimas y relevantes. No es común que en esta zona tengamos estos regímenes de lluvia. En esos tres o cuatro temporales hemos registrado 30, 40, 50 mm que no son normales para la zona. Abril, que es un mes donde apenas llueven entre 20 y 30 mm, ya estamos llegando a los 70/80 y hasta 100 mm.

-Es bueno, además, para hacer cultivos de cobertura.

-Así es, para cultivos de cobertura o de servicio, que se están imponiendo con fuerza para el cuidado del suelo y el control de malezas. Ya hay muchos lotes sembrados y vienen con muy buenas condiciones.

-Pero para la cosecha no es tan bueno.

-No, sabemos que esto está retrasando la cosecha gruesa. Esto es algo que ya se sabía pero con los rindes que esperábamos, no preocupaba demasiado. Hemos tenido entre 10 y 12 días de muy buen tiempo, en los que se pudo hacer un fuerte avance en soja, pero está quedando un 30% o algo más de cultivo en el campo y ahora hace 4 o 5 días que estamos totalmente frenados.

-Se había levantado bastante y eso movilizó al transporte, el acopio y los embarques.

-Sabemos que los puertos están totalmente saturados y en lo que se pudo ir cosechando también se usaron alternativas de almacenaje como el silo bolsa y demás, para no parar la cosecha.

-Esto aliviará un poco esa situación.

-Si, esto descongestionará los puertos pero en muchos casos tampoco se puede volver al campo porque hay mucho barro y muchos caminos cortados.

-Hay muchas escuelas rurales donde no están teniendo clase porque los chicos no pueden llegar.

-Si, claro, hay muchas con clases suspendidas. Entonces lo que para una cosa es buena, como para la próxima campaña, es malo para terminar esta. Parece que nosotros siempre nos quejamos, pero es así.

-Es lo que hay, el tiempo les da motivos para quejarse.

-Seguro, no podemos entrar con los camiones a sacar lo que ya se cosechó y sabemos que hay vencimientos que se acercan y eso está comenzando a incomodar al productor porque no hay como llegar al cereal que está cosechado y embolsado. No se puede extraer.

-Sólo queda esperar.

-Paciencia. Aparentemente nos quedan unos dos días más de temporal y vendría el tiempo bueno para seguir con la cosecha. Todo lo que es maíz se ha cosechado muy poco del maíz temprano, apenas un 10%, entonces la gran mayoría de los lotes están todavía para la trilla y de acá a 45/60 días estará listo para cosechar todo el maíz tardío o de segunda siembra.

-¿Habrá daños y pérdidas de cosecha?

-Aún no hemos registrado ni monitoreado daños importantes en calidad o en cantidad, pero si estos temporales se repiten, comencémonos a preocupar. Pero por lo pronto debemos tener en cuenta que algo de pérdidas habrá y más si esto se prolonga. Cuando la planta está lista para cosechar, cada día que se demore le produce deteriore. Y si hay agua o mucha humedad en el lote, mucho más. Y más todavía si viniera un viento fuerte o queda demasiada agua en algún lote, puede perjudicar a la cosecha y ocasionar disminuciones en los rendimientos.

-¿Cuál sería el consejo para el productor en cuanto pare de llover? ¿Cuánto tiene que esperar para volver a sembrar o para sacar los granos del campo?

-Bueno, si para y se despeja el cielo, por ahí se puede entrar al campo en 24 a 48 horas. Con esos temporales de varios días, ya no hay piso y el grano se ha humedecido completamente, lo mismo que la planta, por lo menos habrá que esperar de dos a tres días antes de pensar en ingresar con la cosechadora. Y depende de la zona, hay que ver si se puede entrar con camiones también.

-El camión cargado hace mucho daño a los caminos.

-Así es. Cada productor sabe los compromisos que tiene y la inmediatez para la entrega de sus granos. Por lo cual, mientras se pueda, le pedimos al productor que tenga un poco más de paciencia para trasladar su cosecha. Si primero puede ir cosechando, puede usar silos bolsa o silos, depende de la infraestructura disponible, y evitar entrar con los camiones, porque los que salen cargados del campo deterioran aún más los campos y los caminos. Todo se complica más y los consorcios camineros tienen que salir a sacar camiones y máquinas encajados. Se rompen las máquinas, los camiones y los caminos. Por querer agilizar alguna cosa, se termina empeorando. La consigna, entonces, esperar lo que se pueda para retomar la cosecha o el traslado de los granos.

-Los tambos y otras actividades están en mayor peligro todavía.

-Y si, sabemos que los tambos tienen que entrar con alimento y sacar la leche todos los días. También muchos criaderos de cerdos o de pollos, tienen que llevarles el alimento. Eso es inevitable. Pero como dije antes, todo lo que podamos demorar contribuye a mejorar la situación. Apurarse lo perjudica.

JORGE VICARIO – PUNTAL TRANQUERA ABIERTA

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *