Trump ordenó subir los aranceles a todas las importaciones de China

Fue a menos de un día después de habérselos aumentado de 10 a 25% a bienes de ese origen por una cifra cercana a 200.000 millones de dólares. Lo decidió en medio de una ronda de negociaciones entre funcionarios. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó ayer elevar los aranceles a las restantes importaciones de China, menos de un día después de habérselos aumentado de 10 a 25% a bienes de ese origen por 200.000 millones de dólares y dijo luego que no tiene ningún apuro en llegar a un acuerdo en negociaciones con China previstas para hoy, insinuando que su país está ahora en mejor posición.

El Ministerio de Comercio chino lo lamentó “profundamente” y reiteró que habrá “represalias necesarias”, sin dar detalles.

“El presidente también ordenó iniciar el proceso de aumentar los derechos de aduana a casi todo el resto de las importaciones de China, que están estimadas en unos 300.000 millones de dólares”, dijo el representante comercial de Estados Unidos (USTR), Robert Lighthizer.

Los detalles del procedimiento, que incluye consultas y comentarios de sectores involucrados, serán divulgados el lunes en el sitio web del USTR, antes de que se tome la decisión de imponer los aranceles o no, dijo Lighthizer.

“Las conversaciones con China continúan de manera muy cordial… no hay ninguna necesidad en absoluto de apurarse, ya que China está pagando AHORA aranceles a Estados Unidos”, dijo Trump en Twitter.

El mandatario agregó en otro tuit que los derechos de importación, de alguna manera, podrían ser preferibles a un acuerdo comercial con China.

Washington impuso en marzo de 2018 aranceles al acero y al aluminio producidos en China.

Luego le fijó tasas de 25% a bienes chinos por 50.000 millones de dólares y más tarde una de 10% a otros artículos por 200.000 millones de dólares.

El anuncio del USTR ocurrió luego de dos jornadas de conversaciones en Washington entre funcionarios de ambos países, liderados por el viceprimer ministro chino, Liu He, el representante de Comercio estadounidense, Robert Lighthizer, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

Sólo unas horas antes, Trump había dicho que esas conversaciones habían sido “francas” y “productivas”.

PUNTAL