Todo el peso del maíz en su capital nacional

Los proveedores de semillas rescatan que la campaña 2018/19 viene muy bien y afirman que los productores se muestran cautos de cara al futuro.

Los últimos datos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires proyectan una cosecha de maíz de 48 millones de toneladas, con el 35 por ciento del área cosechada. El Congreso de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de la Argentina (FADA), que está teniendo lugar en la ciudad cordobesa de Río Cuarto, epicentro maicero de la Argentina, es un buen contexto para medir la temperatura del momento agrícola y el impacto de la cifra difundida por la Bolsa.

Para eso, un indicador interesante es la voz de los proveedores de semillas, quienes están en el primer eslabón de una cadena que tracciona las esperanzas de buena parte del país. Valeria Markiewicz, gerenta regional de la división semillas de Nidera para la provincia de Córdoba, confirma que la campaña es muy buena, pero enseguida advierte que el maíz de segunda, que en Córdoba es el 80 por ciento, todavía no se cosechó. “Además hay algunas zonas puntuales a las que no les fue tan bien, como San Luis”, dice. Respecto a las perspectivas que ofrece la precampaña 2019/20, dice: “El productor viene de una buena cosecha pero se muestra cauto respecto a la inversión de cara a la nueva campaña. El año pasado el problema era la falta de plata, porque venían de la sequía, pero tenían claras intenciones de siembra. Este año la incertidumbre viene por el lado político”.

Nidera es una de las empresas aliadas de FADA y apoya el congreso Imagina desde su primera edición. Al respecto, Markiewicz, comenta: “Los que están detrás de todo esto son un grupo de productores agropecuarios con quienes tenemos una relación estrecha hace mucho. Nos parece importante formar parte de iniciativas que impulsan el desarrollo local”.

Por su parte Rubén Allende, gerente de ventas de KWS, llegó desde Tandil para participar del Congreso en el que la firma de semillas es auspiciante por primera vez. “En Córdoba el maíz es muy importante, es la provincia con mayor porcentaje de su superficie agrícola sembrado con el cereal, y acá en Río Cuarto el maíz es el motor de todo el desarrollo económico, a partir de la carne y los biocombustibles que se producen para evitar el flete de 500 kilómetros hasta el puerto”, dice.

Y coincide con Markiewicz en que la campaña fue excelente en términos generales, más allá de algunas zonas puntuales. “Ahora el productor está analizando las mejores opciones que hay en materia financiera, a ver si les conviene comprar las semillas ahora o reservar la soja un poco más a ver si el precio sube y comprar después”.

CLARIN