El mercado climático sigue mandando en Chicago

Los precios agrícolas subieron esta semana en la bolsa de Chicago donde los inversores esperan bajas cosechas debido a las lluvias que castigaron a zonas productoras de Estados Unidos.

El bushel (25 kilos) de maíz para entrega en julio ganó 9% en la semana al cerrar a 4,5300 y lograr así su mejor precio desde junio de 2014. Una semana atrás cotizaba a 4,1575 dólares.

“La ventana se esta cerrando completamente para la siembra de maíz”, apuntó Dewey Strickler de Ag Watch Market Advisors.

Al 9 de junio apenas el 83% de la siembra había sido completada debido a las lluvias y solo el 59% de lo que fue plantado tiene expectativas de ser bueno excelente.

El bushel de trigo para entrega en julio cerró a 5,3850 dólares desde 5,0450 del viernes pasado lo cual significa un alza de 6,7%.

En la semana el departamento de Agricultura de Estados Unidos elevó sus previsiones de producción pero la persistencia de tiempo húmedo hace temer por la calidad del cereal.

A la soja le quedan aún varias semanas aptas para plantar con lo cual teóricamente se puede recuperar el tiempo perdido por las lluvias.

Al 9 de junio la superficie sembrada era de apenas 60% cuando la media a esta altura del año es de 88%.

El bushel de soja para entrega en julio terminó a 8,9675 dólares contra 8,5625 del viernes pasado (+4,7%).