“No hay dudas de que será muy bueno en carnes y en granos”

Para David Tonello (SRRC), el acuerdo Mercosur – UE no sólo favorecerá a los productores sino también a la industria agroexportadora. Pero sería negativo para los sectores menos competitivos por la presión tributaria y laboral que tenemos en Argentina

David Tonello, presidente de la Sociedad Rural de Río Cuarto, consideró que “todo lo que es libre comercio es bienvenido” y si bien el acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur tendrá ganadores y perdedores, y entre los primeros estarán seguramente los rubros más competitivos del país, entre los que se encuentran sin dudas la ganadería y la producción de granos. “No hay dudas de que los productores de granos y carne seremos los beneficiarios de este acuerdo, lo mismo que la industria agroexportadora. Y lo digo desde mi creencia personal, mis deducciones, no digo que esté seguro de que vaya a pasar”, afirmó.

En diálogo con PUNTAL Tranquera Abierta, Tonello –quien además de ser un productor agrícola-ganadero es licenciado en Economía- advirtió que, por el contrario, las actividades industriales que no son competitivas porque están asfixiadas por las cargas tributarias, impositivas y laborales, “sin dudas que serán perjudicadas y el Estado tendrá que acudir a destrabarles esa situación”.

-La UIA fue muy clara al respecto. “Si ese acuerdo entrara en funcionamiento ya, sería un desastre para la industria”, dijo. Pero se habla que esto llevará de uno a dos años en general y hasta 10 años para algunas actividades industriales.

-De eso no hay dudas. Son procesos de largo plazo, porque la presión impositiva que tenemos los argentinos hace que nuestros industriales no puedan competir contra sus pares de países con mucho menor carga tributaria y también menos aportes laborales por las leyes de flexibilización que tienen y que deberíamos tener también aquí.

-Es muy fuerte.

-Y si, tener un empleado en Argentina es muy caro. Y ni hablemos si hay que despedirlo, si se enferma o pasa algo fuera de lo normal. La empresa entra en crisis, entra en pánico. Esas son las cosas que creemos que hay que cambiar. El país necesita entrar en una vía normal. Es un paso necesario si queremos ser competitivos y trabajar más y mejor.

-Por el contrario, la Unión Europea tiene algunas producciones subsidiadas.

-Por supuesto. Ellos subsidian a algunas producciones y nosotros tenemos retenciones a las exportaciones. Eso vuelve mucho más difícil la competencia. Son variables que habrá que negociar e ir acomodando. No tengo dudas de que será un largo proceso de negociaciones para que sea un acuerdo viable, porque nadie está pidiendo que tal o cual industria se funda. Si creo que hay que darle la posibilidad a esa industria para que se reconvierta y pueda competir en el mercado internacional.

-Bueno, Grobocopatel fue muy duro en ese sentido. Dijo que algunos tendrán que desaparecer del mercado para que aparezcan nuevos operadores.

-Es que eso es parte de la reconversión que va a tener que hacer el país. Desaparecer no, pero si reconvertirse. Si ser eficientes, competitivos, con la cantidad de empleados que hagan falta y al precio que tiene que ser. Y que el Estado cobre los impuestos que tiene que cobrar, no esta barbaridad impositiva donde trabajamos nada más que para pagar los impuestos. El impuesto al cheque es el mejor ejemplo. Cómo puede ser que por pagarle a un proveedor debamos aportarle al Estado el 1,2%. Es una locura. Era un impuesto de emergencia y ya es algo normal. Y dicen que quieren transformar la economía. Es una barbaridad, lo  mismo que los pagos con tarjeta de débito o de crédito, si te atrasás una semana te cobran intereses de locura.

-Lo mismo que las tasas bancarias.

-Seguro, si no tenemos tasas competitivas, no hay sector que aguante. Eso también está claro.

-También se dice que para nosotros el acuerdo está “atado” a que no haya un cambio político brusco.

-Si, de eso no hay dudas. Yo creo que todos están de acuerdo en esto y dicen que hasta Cristina tuvo que salir a decir que ella también estuvo negociando con la Unión Europea. Sería razonable que esto siga, pero bueno, en este país nunca se sabe. Lo que estamos diciendo hoy, mañana puede ser totalmente distinto. Es así.

-Los europeos también tienen sus problemas. Los productores franceses están muy enojados, no quieren saber nada.

-Sin dudas. Por eso digo que tenemos que luchar contra competidores de otros países, que están subsidiados mientras nosotros tenemos retenciones. Y si estás se sacan, le aumentan los costos a los feedloteros, los tamberos y los criadores de cerdos o de aves, a los que se les encarecería el alimento. Por eso creo que son todas cosas que hay que reacomodar y esa es una tarea del Gobierno, sin ninguna duda.

Jorge Vicario. Tranquera Abierta

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *