Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

La rentabilidad por la soja en Río Cuarto estuvo debajo del promedio provincial

En un campo propio el margen bruto fue de 318 dólares por hectárea contra 516 en Marcos Juárez. Y en uno arrendado alcanzó los 122 dólares cuando el promedio se ubicó en 187. A nivel provincial los márgenes crecieron 26%

La rentabilidad por la campaña de soja mejoró un 26 por ciento promedio en la provincia de Córdoba respecto del ciclo anterior, aunque en Río Cuarto el margen bruto tanto por campo propio como por arrendamiento estuvo por debajo de otros departamentos, según un informe elaborado por el Departamento Económico de la Bolsa de Cereales de Córdoba.

Se consignó que el precio de cosecha disminuyó en 87 dólares por tonelada, aunque ese efecto fue contrarrestado por un incremento del rendimiento, aumentando los ingresos totales en 109 dólares por hectárea.

 

Campo propio

 

Al analizar el margen bruto en campo propio como indicador de rentabilidad, deducidos los costos directos y gastos de comercialización, se obtiene un resultado promedio de 394 dólares por hectárea para el conjunto de la provincia, lo que representa un 26 por ciento más que la campaña anterior.

El excelente rendimiento de la soja, con un promedio de 38,5 quintales por hectárea, permitió que la rentabilidad se incrementara 81 dólares, compensando la caída del precio.

El departamento Río Cuarto estuvo por debajo del promedio de 394 dólares por hectárea en campo propio, ya que la rentabilidad se ubicó en 318 dólares, muy lejos de los 516 dólares del departamento Marcos Juárez.

Los otros departamentos del sur también tuvieron mayor rentabilidad que Río Cuarto: 361 dólares por hectárea en Juárez Celman, 356 en Roque Sáenz Peña y 348 en General Roca.

 

Campo arrendado

 

De acuerdo con el informe, la tendencia es similar en el margen bruto de campo arrendado, con un promedio de 122 dólares por hectárea en Río Cuarto, contra 138 de Roque Sáenz Peña, 143 de Juárez Celman y 162 de General Roca, liderando la rentabilidad San Martín con 224 dólares por hectárea.

Cabe destacar que en un campo arrendado en la campaña anterior hubo pérdidas promedio de 7 dólares por hectárea, pasando ahora a una ganancia de 187 dólares, lo cual se explica por el mayor rendimiento en una cosecha récord y por la baja que hubo en los alquileres.

En la campaña actual, el arrendamiento representó 25% de los ingresos totales de la producción, mientras que en la campaña 2017/18 captó el 44%.

La provincia de Córdoba presenta una amplia variabilidad en la calidad de los suelos, distancia al principal puerto de exportación y condiciones agrometeorológicas, por lo que la rentabilidad difiere entre las distintas zonas.

En ese sentido para la campaña 2018/19 el margen bruto para soja de primera en campo propio osciló entre 318 y 516 dólares por hectárea.

Los departamentos con mejores condiciones agrícolas, como General San Martín, Marcos Juárez y Unión, obtuvieron los resultados más elevados, tanto por buenos rendimientos como por su cercanía al puerto que reduce los costos de comercialización.

El margen bruto en campo arrendado, si bien en la campaña 2017/18 estuvo marcado por valores negativos en 12 de los 17 departamentos analizados, pasó a un escenario generalizado de resultados positivos, en un rango que se extiende desde los 122 dólares en Río Cuarto hasta 224 por hectárea en General San Martín.

Marcos Juárez y Unión presentaron los mejores rendimientos en la campaña reciente pero al contemplarse los alquileres más elevados (16,5 y 14 quintales de soja por hectárea respectivamente), una vez deducido los mismos, los márgenes son inferiores al de algunos departamentos con menor rendimiento promedio.

 

Trigo-soja de segunda

 

El resultado fue mejor para quienes a la hora de sembrar optaron por combinar trigo con soja de segunda, obteniendo un margen bruto promedio en Córdoba de 498 dólares por hectárea en campo propio y 291 en campo arrendado, valores más elevados a los planteos de soja de primera por 26% y 56% respectivamente.

Pese a los mejores guarismos para este tipo de planteo, es notable la mayor volatilidad que hubo a nivel departamental. El margen bruto más bajo en campo propio se dio en Calamuchita con 284 dólares por hectárea, en Río Cuarto fue de 323 y Marcos Juárez obtuvo el mejor resultado con un valor de 603 dólares.

Los campos arrendados repiten el patrón de los campos propios, siendo los departamentos del este cordobés los que presentaron los márgenes más elevados, con máximos de 340 dólares por hectárea en Roque Sáenz Peña.

PUNTAL TRANQUERA ABIERTA