Según CRA, es una “traición” el cierre de los registros de exportación, como anticipo a una suba de las retenciones

La entidad que preside Jorge Chemes cuestionó que se cierren los registros de exportación, como anticipo de una suba de retenciones, antes del encuentro de hoy de la Mesa de Enlace con el ministro de Agricultura, quien los había convocado al diálogo.

 

Hace una semana, la Mesa de Enlace estaba reunida con el fin de determinar una fecha para realizar un cese de comercialización en contra de la política de derechos de exportación: un llamado al diálogo del ministro de Agricultura de la Nación, Luis Basterra, frenó todo.

Sin embargo, pocas horas después comenzó a correr el rumor de que el Gobierno estaría por decidir un nuevo aumento de los derechos de exportación, algo que se confirmó tácitamente este miércoles cuando el subsecretario de Mercados Agropecuarios, Javier Preciado Patiño, informó que se suspendieron las Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior (DJVE).

A raíz de esta novedad, Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) emitió un comunicado titulado “una nueva traición” en la que se quejó por la decisión del Gobierno de decidir este incremento impositivo sin antes dialogar, tal como lo había prometido.

La reunión está prevista para este jueves a las 16.30, en la sede del Ministerio de Agricultura.

 

Comunicado

 

Bajo el título “Una nueva traición”, el siguiente es el comunicado emitido por CRA, entidad que preside Jorge Chemes.

“Siempre hemos asistido a reunirnos con el Gobierno Nacional, en el marco de la buena fe, la intención dialoguista, el fundamento de cada posición y la voluntad solidaria en el marco de lo razonable.

Hemos sido convocados a una reunión con el Ministro de Agricultura para el día de mañana (jueves), con el objetivo de conocer las acciones y decisiones que piensa tomar el Gobierno en materia agropecuaria.

Sin embargo, en el día de la fecha han sido suspendidos los registros de exportación, medida que sorprende y deja una profunda sensación de engaño, porque mientras se espera para dialogar, se toman decisiones que no tiene retroceso, de lo contrario no se explica el cierre de un mercado.

Reiteramos nuestra voluntad de diálogo, pero también advertimos que queremos ser respetados, no permitiremos ni engaños ni dilaciones, la presión fiscal, es ya insostenible, lo saben quienes producen y quienes recaudan, por tanto, es tiempo de tratar al sector productor sin chicanas y sin falsas reuniones sobre decisiones ya tomadas.

Aguardamos la racionalidad de quienes gobiernan, para no caer en situaciones ya transitadas y que oscurecen el futuro económico del país”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *