La inflación deteriora a la producción y también a la industria láctea

El valor por litro de leche al productor se incrementó en los primeros siete meses del año un 38,8% y se redujo un 11,1% en dólares, con un nivel de inflación algo superior al 46%.

 

De acuerdo con el balance enero/julio elaborado por el Observatorio de la Industria Láctea (OCLA), el sostenimiento de los volúmenes de consumo y sobre todo el importante incremento de las exportaciones, contribuyeron a no generar mayores excedentes de sobre oferta en el mercado interno o la necesidad de constituir stocks (muy difíciles de sostener para las industrias debido al alto costo financiero que generan y la retracción en el capital de trabajo).

De todas maneras lo que se logró en volumen, no se pudo materializar en valor, lo que repercutió en el precio al productor que se incrementó en el período enero-julio un 38,8% y se redujo un 11,1% en dólares, con un nivel de inflación algo superior al 46%, generando un gran deterioro en los dos principales actores de la cadena de valor láctea (Producción Primaria e Industria).

En el balance de los primeros 7 meses del año 2020 se puede observar que comenzamos el año con 103 millones de existencias por encima del año anterior, 492 millones más de producción de leche y 26 millones menos de litros de leche equivalentes provenientes de importaciones, lo que incrementa la Oferta Agregada Total en 569 millones de litros de leche, los cuales, 116 millones tuvieron destino de mercado interno, 397 millones fueron a la exportación e incrementaron el stock los restantes 56 millones para completar la Demanda Agregada Total.

 

Consumo

 

El consumo per cápita anualizado y corregido a igualdad de días, sería para el 2020 de 184,2 litros/hab./año, es decir un 1% más que en 2019 (182,3 litros/hab./año).

El mayor consumo, como se viene indicando en informes anteriores, se da en los productos más básicos (leches no refrigeradas, quesos blandos y yogures de litro), donde la asistencia social implementada por el gobierno tiene un gran efecto, pero el consumo en los productos de mayor valor agregado, viene en franca caída en los últimos meses (yogures, postres, quesos procesados, leches saborizadas, quesos duros, entre otros). Recordando además que las ventas en el mercado interno se dan en un contexto de precios cuidados y precios máximos, que para los lácteos más básicos, tienen un fuerte impacto.

Por el lado de las exportaciones, el fuerte incremento del volumen se da fundamentalmente en leche en polvo entera (102% en la comparación interanual), con precios que en los últimos meses oscilan entre 3.000 y 2.800 US$/tonelada y con derechos de exportación de 9% y reintegros de 0,75%, que deterioran el tipo de cambio y generan un poder de compra, entre 26 y 24 centavos de dólar por litro.

 

Fuente: Agritotal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *