Inicio Sección Destacada LEY DE SEMILLAS. El campo se prepara para la “madre de las...

LEY DE SEMILLAS. El campo se prepara para la “madre de las batallas”

El próximo martes, la Mesa de Enlace de Entidades Agropecuarias se reunirá con el ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, para intentar consensuar un proyecto de ley. CRA insiste con el suyo. También hablarán de retenciones

Las cuatro entidades agropecuarias que conforman la Mesa de Enlace se reunirán hoy en la sede de la Sociedad Rural Argentina para tratar de definir una postura frente al proyecto de una nueva Ley de Semillas y posibles cambios en el esquema de retenciones para las exportaciones para soja, trigo y maíz.

Fuentes del sector precisaron a la agencia de noticias Télam que la reunión contará con la presencia de los presidentes de Sociedad Rural, Daniel Pelegrina; de Federación Agraria, Omar Príncipe; Dardo Chiesa, de CRA; y el vicepresidente de Coninagro, Egidio Mailland.

“Tanto el tema semillas como la cuestión de las retenciones van a estar en el temario”, dijeron las fuentes.

“Hoy todos los productores estamos muy atentos a lo que pueda ocurrir y el rechazo a cualquier cambio en los derechos de exportación es muy fuerte”, dijo uno de los directivos de las entidades que conforman la Mesa.

Las fuentes recordaron que las entidades del campo fueron convocadas a una reunión en el ministerio de Agroindustria para el próximo martes con el titular de la cartera, Luis Miguel Etchevehere, para tratar el proyecto de ley de Semillas que busca impulsar el Ejecutivo.

Proyecto confederado

Uno de los documentos que serán analizados en el encuentro de la Mesa de Enlace es el proyecto de ley de semillas elaborado por José Basaldúa (CRA) y que ya estaría siendo consensuado con FAA. Proyecto que ya generó un cortocircuito con el Gobierno que tiene su propia iniciativa.

CRA quiere una ley de orden público para que no haya contratos fuera de la ley, que la patente se agote en la semilla y que se permita uso propio por la semilla originalmente comprada. En cambio, propone no permitir el incremento de la semilla originalmente comprada, con lo cual en ese caso el productor debería adquirirla si busca sembrar más.

Se discutirá también cómo establecer la transición entre una ley y la otra y que, además de soja y trigo, incluya a otros cultivos.

El año pasado, las entidades hablaron de poner como fecha de corte a 2012 para soja y 2007 para trigo. Es decir, las variedades anteriores a esos años no pagarían por el uso propio. Para CRA, debería buscarse un mecanismo que de seguridad sobre esa definición.

Gustavo del Bosco, delegado de Cartez que participó de las discusiones sobre la ley de semillas en CRA, destacó la necesidad que tiene la cadena en general y los productores en particular, de que se actualice la legislación actual, que tiene más de 40 años y que no contempla a las nuevas tecnologías como son los cultivos transgénicos.

Reconoció, por otra parte, que la propuesta que lleva adelante la confederación y que podría ser presentada la semana próxima, luego de la reunión con Etchevehere, contempla una mayor defensa de los intereses de los productores que el proyecto oficial, en cuanto a que reconoce que se debe pagar la inversión realizada por los obtentores de las semillas genéticamente modificadas, pero con ciertas limitaciones.

“De todas maneras –dijo- no debemos olvidar que somos productores y que lógicamente debemos defender los intereses de la gente de campo, sin perder de vista que la nueva ley debe ser consensuada por toda la cadena. En ese marco, entonces, cada sector tendrá que ceder algo para poder tener la ley que pretendemos todos”.

Diferencias

Explicó entonces que las diferencias aparecen cuando se analizan por separado la ley de semillas y la ley de patentes, teniendo en cuenta que esta última protege la propiedad intelectual sobre los eventos biotecnológicos utilizados en la obtención de cultivos transgénicos. “Y en CRA consideramos que el pago de todo lo que significa el paquete tecnológico, la semilla y los eventos que se suman a ella, deben pagarse con la bolsa de semillas”, afirmó, en declaraciones a “Valor Agregado”, el programa agropecuario de Radio Río Cuarto, para aclarar que con la soja Intacta hubo muchos inconvenientes para los productores y que CRA se opone a que se hagan controles posteriores a la cosecha.

También el ingeniero Francisco Demarchi, empresario del rubro semillas y vicepresidente de la Sociedad Rural de Río Cuarto, destacó la importancia que la nueva ley tendría para el sector agropecuario y valoró especialmente la predisposición del Gobierno a abrir el diálogo sobre un tema donde existen posturas tan  contrapuestas.

Reconoció Demarchi que por su trabajo con un reconocido semillero conoce muy la posición de las dos partes, de los obtentores y de los productores, y que hay que reconocer que cada cual tiene su cuota de razón. “Hay que pensar que al semillero le lleva 6 o 7 años sacar una nueva variedad de soja, por ejemplo, y que esa semilla es demandada por los productores, que están pendientes de los avances que se registran sobre el tema. Es razonable, entonces, que se reciba algún canon por el uso de esa tecnología. En maíz o en sorgo, eso no es problema porque todo se paga en la bolsa de semilla, pero en soja o trigo –y más que somos argentinos- es más complejo”, afirmó.

“De todas maneras –agregó- creo que no es necesario llegar a los controles en puerto como se está haciendo con Intacta para saber cuánta semilla se compró y cuánta se sembró. Hoy existe la tecnología de información necesaria para saber muy bien qué hace cada productor, con datos satelitales de superficie de siembra, de los silos o bolsones que tiene cada campo, cómo y cuándo vende el productor. Yo creo que hay que escuchar a todas las partes y, como bien dijo Gustavo, cada uno tiene que ceder en algo para poder tener la ley que los argentinos nos merecemos”, concluyó.

PUNTAL TRANQUERA ABIERTA

 

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here